Para elegir el tamaño del cojín de su perro, deberá medirlo, tanto en altura como en longitud. Su perro debería ser capaz de estirar en el cojín sin sobresalir, por lo que debe ser más largo y ancho que su perro. Permita 20 cm más de largo y ancho para una comodidad óptima.