Las actividades creativas son excelentes para el niño. Permiten que el niño se enfrente a su imaginación. También proporcionan al niño un resultado final que puede “contemplar” y mostrar a los demás. Este último punto es interesante para ganar confianza y trabajar positivamente en la autoestima. Perlas. Son una buena forma de desarrollar la coordinación ojo-mano. Al hacer esta actividad manual, el niño también trabaja en la precisión de sus gestos y en su lado creativo. Aprecio la versatilidad de esta actividad. La forma más común es combinar cuentas con placas para crear una variedad de patrones, o enhebrar cuentas en una cuerda para hacer collares, pulseras, objetos decorativos… TENGA CUIDADO CON LOS PERTUBATORES ENDROCRINOS A LA HORA DE CALENTAR EL PLÁSTICO. DEJAR QUE SE ENFRÍE BIEN FUERA DEL ALCANCE DEL NIÑO.